CIUDAD  DE MÉXICO

El gobierno de la República dijo estar dispuesto a analizar un nuevo esquema de participaciones federales, como demandaron en días pasados algunos gobernadores por considerarlas insuficientes de cara a la nueva realidad que impuso el Covid-19.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador demandó a los gobernadores, presidentes municipales y regidores aplicar la fórmula de la austeridad republicana para que el gobierno le cueste menos al pueblo y no se gaste el dinero de la gente en sueldos ostentosos o vehículos de lujo.

El mandatario mexicano destacó que la situación económica es difícil para todos, pero no se puede acusar al gobierno que encabeza de entregar tarde los recursos que les corresponden a los estados, ya que de manera puntual el dinero es entregado a las autoridades estatales, por lo que los gobernadores «no le tienen que hacer la barba a ningún funcionario» para que los recursos les lleguen.

«No tienen que andarle haciendo la barba a ningún funcionario, el secretario de Hacienda tiene la instrucción de entregar puntualmente las participaciones, porque es dinero del pueblo, que va a los ciudadanos de los estados» apuntó durante la conferencia de prensa matutina de este lunes en Palacio Nacional.

De modo que si la intención es cambiar la fórmula para que los estados obtengan más recursos por este rubro, el presidente López Obrador estimó que la propuesta debe analizarse, pero no en este momento cuando la pandemia por el Covid-19 no ha concluido.

Además de que por la cercanía de las elecciones en las que se renovarán casi la mitad de las gubernaturas «se agarran banderas».

Insistió entonces en que su recomendación para los estados es apretarse el cinturón en el gobierno a nivel municipal, estatal y federal así como seguir el ejemplo de Tlaxcala al ser el único estado de la república en donde no existe deuda pública.

Yo estaría en condiciones de que se revisara lo de la ley de participaciones de coordinación fiscal pero tendrían que verse todas las cosas, todo, conjunto porque al final de cuentas el dinero del presupuesto es dinero del pueblo, es de todos», señaló López Obrador.

Cabe recordar que los gobiernos de Durango, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán y al parecer Jalisco están por diseñar un plan para solicitar al gobierno federal un nuevo pacto fiscal tendiente a reactivar la economía de dichas entidades tras la epidemia del nuevo coronavirus.