×

La epidemia de SIDA y su controvertido origen

CIUDAD DE MÉXICO.

Alo largo de la historia de la humanidad han existido enemigos invisibles en busca de una oportunidad para hacerse notar y ocasionar estragos inimaginables. Desde la antigüedad hasta nuestros días, enfermedades han puesto a prueba las capacidades de los seres humanos para contrarrestarlas. Algunas no representaron peligro alguno, otras estuvieron a punto de acabar con la población a nivel mundial.

Epidemia de SIDA
El mortal virus de inmunodeficiencia humana (VIH) detona la aparición de SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), que consiste en una serie de enfermedades que afectan directamente el sistema inmunológico de las personas. Esto hizo eco en todo el mundo cuando fue descubierto en la década de los ochentas. Desde entonces, el SIDA ha terminado con la vida de unas 25 millones de personas a nivel global.
Existen varias versiones respecto del origen del virus. Algunos científicos consideran que el VIH pudo haber sido transmitido a los humanos en África directamente de los chimpancés, posiblemente ocasionado por el consumo de esta especie o derivado de su caza.
Investigaciones recientes arrojaron que el virus pudo haber sido contraído por un cazador en la selva de África en 1908. La controversia que esto causó, ha llevado a muchas personas a negar la existencia del virus, regularmente asociado con las relaciones sexuales entre homosexuales, situación que desencadenó una ola de discriminación hacia ese sector. Sin embargo, no existe certeza sobre el surgimiento del virus.
A pesar del debate generado, la OMS ha informado que en 2018, casi 38 millones de personas en el mundo contrajeron VIH. Por lo que el SIDA es considerado una pandemia activa que, además, no se cuenta con un tratamiento para combatirlo más que la utilización de preservativo al momento de mantener relaciones sexuales como una de las medidas más eficaces para evitar su propagación.

Sarampión
Los registros del sarampión se remontan siglos antes de nuestra era, época en que la enfermedad era temida entre la población debido a los severos síntomas que producía.
El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas que existen. Los síntomas consisten en fiebre, tos, enrojecimiento de ojos y las clásicas erupciones rojas producidas en la piel.
A través de la historia, la humanidad ha sufrido los embates de varias epidemias de sarampión, cuya vacuna llegó en 1963 y ha ayudado a disminuir el número de contagios y defunciones debido a dicho mal se salud.
En 1989, específicamente México, fue golpeado por una epidemia ocasionada por sarampión. Estados como Nayarit, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Puebla, resultaron más afectados.
El estado de Oaxaca presentó un incremento exponencial de número de casos, por lo que se implementó un cerco sanitario y se aplicaron vacunas sobre todo en población vulnerable. El mayor número de víctimas eran niños menores de 5 años.
Autoridades de salud del país estimaban la presencia de 10 mil casos, en 1989. Sin embargo, según datos oficiales, hacia finales de 1990 el número de contagios en México alcanzó los 89 mil.
Otra epidemia también golpeó algunas regiones en Estados Unidos, donde se implementó una fuerte campaña de vacunación entre los ciudadanos para evitar la propagación de la enfermedad.
Actualmente, en los primeros meses de 2020, se registró un brote de sarampión en la Ciudad de México, las autoridades de salud han monitoreado el número de contagios. Por su parte, la OMS calcula que cada año se presentan más de 100 mil defunciones a nivel mundial a causa de sarampión.

Dengue
El dengue es una enfermedad producida por picadura del mosquito, hembra principalmente, del género Aedes. Los mosquitos suelen encontrarse en estancamientos de agua, lo que hace más fácil la transmisión de la enfermedad a los humanos.
En diferentes momentos, el mundo ha vivido epidemias ocasionadas por dengue. A finales de la década de 1990, se desató en varios países un brote de dengue. En indonesia murieron 800 personas mientras que más de 16 mil resultaron contagiadas; Sudamérica fue otra de las regiones que sufrieron mayores efectos de la enfermedad vírica.
Mientras tanto en México, hacia diciembre de 1997, más de 2, 500 personas resultaron infectadas de dengue en cuatro meses en La Paz Baja California. El brote, que duró diez semanas, fue controlado. No se registró ningún deceso y se decía en ese momento que quien había contraído el virus generaba inmunidad.
En Tamaulipas se presentaron 45 casos de dengue hemorrágico durante los primeros meses de 1998. Tras decretarse alerta epidemiológica, algunos estados tomaron diversas medidas para contrarrestar el número de contagios, por lo que se establecieron cercos sanitarios entre ciertas entidades a lo largo del país.
El dengue clásico, se manifiesta como un cuadro gripal tan agresivo que se le llegó a denominar el “Mal del Trancazo”, debido a que el dolor de cabeza presentado por los enfermos simula a un fuerte golpe en esa parte del cuerpo.
La enfermedad se ha extendido por casi todo el mundo. Hoy en día es un problema de salud que autoridades sanitarias en el mundo ponen especial atención sobre todo en temporada de lluvias.

Fuente: Excelsior.com

Publicado en Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *